Las casas rurales son ideales para viajar en familia, no sólo para ir con los amigos y la pareja, sino que si eres padre de familia puedes encontrar un montón de alojamientos en los que además de poder disfrutar de la naturaleza, tendrás un sinfín de actividades para los más pequeños y para ti también.

Cada vez hay más alojamientos rurales pensados para que padres e hijos puedan disfrutar de una escapada activa en entornos que tienen mucho que ofrecer, no sólo para jugar, sino también para hacer rutas a caballo, descenso de ríos, senderismo, etc.

Por la zona de Córdoba podrás encontrar cortijos que son perfectos para realizar actividades de ocio como la equitación, rutas en bicicleta o incluso un juego de búsqueda de fósiles.

En la zona de Denia hay un montón de casas de madera, donde se puede practicar tanto senderismo como realizar rutas en Mountain Bike o paseos a caballo. Al estar situado en Denia, además tendrás acceso a sus playas, y a los parques de atracciones como Aqualandia, safari Park Vergel o Terra Mítica.

En Navarra encontraréis un gran número de casas rurales, incluso casas ubicadas dentro de cuevas, por lo que la diversión para los más pequeños está, sin duda, asegurada. Estas casas están completamente equipadas, y podréis disfrutar de actividades tan sugerentes como paseos en canoa por el Ebro, seguimiento de huellas, paseos en burro, etc.